El avance, el ingenio, el no parar caracteriza a la tecnología. Cuando ésta la mezclamos con “empresa” produce novedad en temas de marketing. Y mira que si la unimos a las redes sociales, en las que se encuentran gran mayoría de empresas, dan como resultado la interacción más cercana entre la “marca” y sus clientes. Hay ejemplos varios de empresas que ven la necesidad de entrar en las redes sociales, en su afán de llegar más fácilmente a su cliente potencial. Hasta hace unos años, lo habitual era que el usuario fuera hasta el sitio web de la empresa- marca  (véase Zara) para ver el catálogo de sus productos, precios, etc. Con el boom de las redes sociales, como he dicho, entran en estas y crean perfiles de su marca (Zara es un ejemplo), interactuando con los usuarios de las redes sociales de una manera más directa y en el entorno en el que se mueven éstos. Pero ¿y si las empresas van más allá?…

¿De qué hablo? Os lo explico. Una empresa sudamericana, llamada “Kamchat-k” y dedicada a la comunicación digital,  ha decidido crear su sitio web utilizando directamente la red social, es decir, su web está dentro de  Twitter. Y ¿cómo se hace? Pues muy sencillo, ha creado varias cuentas de twitter, tantas como opciones en el menú (de su antigua web) tenía. La idea de cómo surgió la explican en este vídeo. En cada una de las cuentas aparece una barra de links a las otras cuentas u opciones del menú, para que siempre puedas moverte con facilidad por la nueva website. Una cuenta es la página de inicio, otra actúa de contacto, clientes, gente, etc.

La posibilidad de crear el sitio web mediante las cuentas twitter, probablemente, no hubiera funcionado en el antiguo twitter, ya que ahora es mucho más sencillo todo lo relacionado con el contenido multimedia, moverte por los diferente menús y demás aportaciones que incluye éste. Pero no os creáis que Kamchat-k es la pionera en este tipo de websites, puesto que Grey Stockholm ya lo hizo en Facebook hace año y medio. Esto es conocido como “siteless site” (sitio web sin sitio) ya que están alojados en las propias redes sociales.

Hay varias conclusiones positivas que extraer:

– Es práctico ya que sólo tienes que actualizar la red social y, a su vez, actualizas tu website. Ahorra mucho tiempo al trabajador de la empresa que se encarga de la actualización de contenidos.

– Es cercano, ya que el usuario puede conocer tu web directamente dentro de la red social, sin tener que clicar un link hacia otro lugar de la web, proporcionando mayor comodidad.

– Es innovador y ahorra costes también para la empresa.

En cuanto a desventajas:

– Quizá se pierda mucho en cuanto al diseño web, ya que la empresa adapta su website a las posibilidades que le proporciona la red social.

– Si se trata de una empresa, lo que se pretende, generalmente, es vender su producto, generando un problema. ¿Cómo colocar un carrito de compra dentro del perfil de la empresa en la red social?

Conclusiones hay muchas y diferentes, la cuestión es:

¿vosotros qué opináis al respecto?